Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Flickr Síguenos en YouTube


Jueves 12 de Febrero de 2015, Sala Caracol (Madrid).

 

Madrid fue la ciudad elegida para dar el pistoletazo de salida al tour acústico en el que unían sus fuerzas los vocalistas Jeff Scott Soto (Talisman, Y.Malsmteem, Journey, W.E.T.) y Terry Ilous (XYZ, Great White) que,  acompañados por el madrileño Jorge Salán a la guitarra, dieron un pequeño repaso a sus amplias carreras musicales en un diferente e íntimo show.

 

Buen plan para un jueves por la noche para el que la Sala Caracol abría sus puertas para recibir la primera fecha de esta gira con un show de formato más íntimo y poco habitual, sobre todo para el Jeff Scott Soto, con el que congregaron a unas 150 personas aproximadamente.

 

El telón que cubría el escenario se desplegaba para arrancar con Jorge Salán en solitario, tras un pequeño discurso presentando esta gira iniciaba su  propuesta con Doom & Gloom, de sus satánicas majestades The Rolling Stones. Apoyado por bases rítmicas de su pedalera, hizo un inciso para homenajear al gran Paco de Lucia, demostrando así su enorme capacidad interpretativa de diferentes géneros musicales. En representación de su nuevo álbum orientado al blues Madrid/ Texas junto a The Majestic Jaywalkers, aprovechó para presentar su primer single The Thrill is Gone, tema que popularizo B.B.King y con el que concluyó su corta actuación para dar paso al primer protagonista de la noche.

 

Un entusiasmado, simpático y parlante Terry Ilous aparecía en escena, el vocalista de sobra conocido por su estancia en XYZ comenzó su actuación tras unos pequeños problemas iniciales con el sonido de su guitarra, respaldado por Jorge con una vacilona y divertida Come And Love Me.

 

Chapurreando castellano y dejando claro que su familia es de nuestro país, dio paso a las baladas When I Find Love y After The Rain, con una perfecta interpretación cargada de feeling por parte de Terry, que no tuvo ni un solo fallo en toda la noche y en la que hizo gala de su depurada técnica vocal durante todo su repertorio.

 

Face Down In The Gutter contó con una graciosa presentación, compuesta en un largo viaje de carretera muy borracho junto a sus compañeros, y que bordaron con percusión incluida a través de un iPad, que dio lugar incluso a su presentación como un “músico” más por parte de Terry: “Ipad on the drums!!”, ante las carcajadas del público.

 

 

Con What Keeps Me Loving You volvió a su lado más meloso, explicando que se trataba de una canción de amor escrita a su primera esposa.

 

Prácticamente baso su set list en temas de XYZ y ninguno de su actual banda Great White, hasta llegar a una acertada versión del Heaven & Hell de Black Sabbath, con la que rindió tributo al desaparecido Ronnie James Dio.

 

El tema elegido con el que finalizó su actuación fue el hit de XYZ Inside Out, con duelo voz-guitarra incluido y con el que se retiraron entre una tremenda ovación tras el telón.

 

Tras un pequeño descanso, volvía a desplegarse el telón con Jeff Scott Soto junto a su inseparable Jorge Salán ya sentados en sus taburetes abriendo esta última actuación con la genial Mysterious de Talisman.

 

Un agradecido Jeff recalcaba que venir de nuevo a Madrid era como volver a casa, dando paso así a Eyes Of Love de su segundo álbum en solitario Prism. Siguiendo en su faceta como solista se decantó por una lograda Broken Man de su álbum Beautiful Mess, composición muy apropiada para una actuación como esta, que alargo jugando con cánticos con el público y un bonito e improvisado solo por parte de Salán en su parte final.

 

Con su habitual cercanía al público, el vocalista se vio increpado durante los primeros temas por una cansina seguidora que no le dejaba prácticamente ni hablar entre tema y tema con diversas declaraciones de amor, a las que Jeff le contestaba, y a la vez, se disculpaba ante los asistentes con un “perdonad, es mi mujer…” entre risas.

 

Acto seguido y con una improvisada intro tirando al blues, interpretaron el clásico de Talisman I´ll Be Waiting, siendo uno de los temas más coreados de la noche.

 

La noche fue una perfecta ocasión para la presentación de su nuevo proyecto SOTO, del que rescataron When  I´m Older, uno de los cortes más melódicos de su álbum debut Inside The Vertigo.

 

He de decir que noté la voz de Jeff Scott Soto bastante resentida durante el concierto, costándole bastante llegar a algunos tonos que hasta hace muy poco defendía a la perfección. Está claro que el paso de los años y su tremendo ritmo de trabajo le están pasando factura, no se encuentra en su mejor momento y no le vendría nada mal centrarse en cuidar y pulir aún más su instrumento. No obstante, quedó más que evidente que sigue poseyendo una personal, tremenda y consagrada voz.

 

También hicieron un guiño a la banda sonora de la película Rock Star con la potente Livin´The Life, quedando muy original en este formato tan desnudo apoyada por la percusión disparada desde el iPad, que estuvo presente en la mayor parte del set del vocalista de origen puertorriqueño.

 

Comes Down Like a Rain de W.E.T. no gozó de buen sonido en su inicio, tema que una vez más, dedicó al fallecido Marcel Jacob en una sentida interpretación que finalizó lanzando un beso al cielo.

 

Con Don´t Let It End de Yngwie Malmsteem decidió poner punto y final a su set list, tema que no me pareció muy apropiado para concluir su show, teniendo en cuenta el amplio catálogo discográfico del que posee.

 

Como colofón final citaron de nuevo a Terry Ilous en el escenario, con el que interpretaron un bonito Purple Rain de Prince fusionando de forma perfecta ambas voces.

 

 

 

 

 

En definitiva, buen concierto de ambos cantantes junto al talentoso Jorge Salán, cumpliendo de sobra con una velada “al desnudo” y con la que dejaron un buen sabor de boca a todos los desenchufados seguidores congregados.

 

Sergio Prieto

Fotografía: @ReleasedRock


21/02/2015 - 11:32