Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Flickr Síguenos en YouTube

 

Miércoles 7 de Octubre de 2015, Sala Lemon (Madrid)

 

House-of-lords-2015-01

House Of Lords aterrizaban en la madrileña Sala Lemon en una tarde otoñal para ofrecer el único concierto en nuestra tierra correspondiente al tour de presentación de su décimo trabajo en estudio `Indestructible´, último lanzamiento de la banda de Los Ángeles, con el que están recorriendo Europa desde el pasado mes de septiembre.

A pesar de que a House Of Lords les persigue la mala fama de cojear en directo debido al camaleónico estado vocal de su líder James Christian, desde hace unos años también se les suma el hecho de que utilizan (recurren) coros regrabados y disparados en algunos temas del repertorio, aun así tenía curiosidad de comprobar el estado actual de una banda que hace que estos inconvenientes queden en un segundo plano debido a la amplia y brillante remesa de canciones que suman en su discografía desde la publicación de su álbum homónimo hasta el cañero y reciente `Indestructible´.

 

HOL-01

Los londinenses afincados en Benidorm White Coast Rebels fueron los invitados y encargados de calentar el ambiente con su Hard Rock macarra lleno de matices Sleaze y Glammys.  Comenzaron con “Hangin´ With The Bad Boys”, composición que da nombre a su álbum debut de 2013 y único hasta la fecha, el cual se dedicaron a destripar sobre el escenario con temas como “The Power Inside”, “Buried & Dead” o “Nightmare”, además de un presentar un par de nuevas canciones que incluirán en su próximo lanzamiento.

 

 

Aunque la banda no era excesivamente técnica ni especialmente brillante, realizaron una correcta actuación cargada de actitud y energía dirigida en todo momento por su carismático y simpático vocalista Jonny Hellrazier durante poco más de media hora en la que se enfrentaron a un público bastante distante y escaso.

 

HOL-04

Tristemente el ambiente no mejoró cuando House Of Lords iniciaron su show sobre las 22:00 h. de un nublado miércoles. Saltaron al escenario haciendo cara prácticamente al mismo número de asistentes a los que se enfrentaron su banda invitada con la difícil tarea de romper el hielo. A pesar de ser su única fecha en la península y con el inconveniente de caer entre semana, el combo americano actuó frente a unos 50 o 60 asistentes, triste pero cierto…

 

 

La maquinaria se ponía en marcha con la hímnica “Come To My Kingdom” tras su envolvente introducción, continuando la descarga sin respiro con piezas de su etapa más reciente como “Rock Bottom“, “Big Money“, “Cartesian Dreams” o el nuevo tema “Go To Hell“. Además del primer single de `Indestructible´, también interpretaron “100 Mph” y el medio tiempo “Call My Bluff” de esta última y exquisita nueva entrega.

 

HOL-02

Camuflado bajo sus gafas de sol, James Christian mostró un mejor aspecto físico que de costumbre y un buen nivel vocal cuidado y milimetrado durante todo el concierto, aunque hizo gala de una comunicación nula mostrándose un poco áspero con la audiencia durante toda la noche; sorprendente actitud para un cantante de su calibre y veteranía…

 

 

 

De sus compañeros de fatigas poco que añadir que no se sepa ya a estas alturas. Jimi Bell a la guitarra, Chris McCarvilly al bajo y BJ Zampa a la batería son fieles al frontman desde el 2006, manteniendo hasta el día de hoy la formación más estable en la historia de House Of Lords. Los músicos  mostraron ser un trío sólido, engrasado e impecable a lo largo de todo el show, luciendo su gran técnica instrumentista en cada corte, además de lucir palmito con solos individuales repartidos en diferentes momentos del repertorio.

La banda repaso la mayor parte de su discografía disfrutando de un buen y nítido sonido, ignorando por completo su tercer trabajo Demons Down‘ y su hit “What’s Forever For“, dejando también íntegramente en el tintero su cuarto disco ‘The Power And The Myth‘.

 

HOL-05

En cuanto a la casposa fama que les persigue a House Of Lords sobre utilizar coros regrabados, simplemente me dio la sensación de que recurrían a ellos en algunos de los temas, ya que pude comprobar a pocos centímetros del bajista Chris McCarvill durante “Battle” como me dejaba sordo ejecutando las voces de apoyo; que muy cerca de él y evitando tener uno de los monitores prácticamente en la cara, me pude percatar que eran interpretados perfectamente afinados y armonizados en directo. Aunque sospechosamente algunas canciones es cierto que sonaban perfectas y muy “a disco”, dejando más que claro que tristemente utilizan este recurso en vivo y que no deja de ser un engaño para la inmensa mayoría, además de disparar también por otro lado los teclados, aunque eso es lo de menos.

 

 

HOL-03

De la primera época de la banda rescataron las añejas versiones “Love Don´t Lie” de Stan Bush y la balada “Can´t Find My Way Home” de Blind Faith, que han hecho suyas con el paso del tiempo. Siguiendo con sus dos primeros discos descargaron una impresionante “Sahara” que sonó a gloria, la melódica “I Wanna Be Loved” y “Pleasure Palace” con la que concluyeron un concierto que supo a poco.

 

 

 

 

Pese a sus pequeñas trampas en directo, discreción y frialdad en su puesta en escena durante toda la actuación, dando la sensación por momentos de que se trataba de un mero ensayo, al menos quien os escribe esta crónica disfruto del concierto como un enano; y es que House Of Lords tienen himnos que hasta tocados con instrumentos de juguete sonarían sublimes e indestructibles, como su paso por Madrid a pesar de las adversidades.

 

 

Sergio Prieto

 

Fotografía:@ReleasedRock


14/10/2015 - 11:52