Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Flickr Síguenos en YouTube

Viernes 5 de Diciembre de 2014, Sala But (Madrid).

 

El estado de forma de los suecos H.E.A.T es totalmente insultante para el resto de bandas de la  actual escena del Hard Rock, y porque no, incluso para las viejas glorias que siguen activas.

 

La joven banda nórdica aterrizaba en España por cuarta vez este año, para ofrecer tres fechas dentro de su Touring Down The Walls en Barcelona, Madrid y Bilbao, y  por fin con su propio espectáculo, donde presentaron oficialmente su nuevo álbum dentro de un show más completo.

 

Tras abrir el pasado mes de marzo para SCORPIONS en Madrid con todas las entradas agotadas y presentarse en los festivales Leyendas del Rock y Rock Fest Bcn durante el verano, es más que evidente un crecimiento masivo de seguidores de la banda en nuestro país y también a nivel mundial encabezando importantes festivales melódicos.

 

Doy fe de ello tras comprobar en el concierto de Madrid que H.E.A.T  tienen “algo” que les caracteriza y que les falta a muchas otras nuevas agrupaciones que resurgen en la actualidad. Dejando su talentazo, energía y magia compositiva para crear grandes hits a un lado desde que reclutaron a su actual vocalista, todo se ha revolucionado a una velocidad estratosférica para el combo sueco. Sin menospreciar a Kenny Leckremo y con todo nuestro respeto y admiración hacia él, Erik Grönwall es el pilar del grupo desde que intercaló en H.E.A.T como frontman y sus compañeros lo saben, todos ejercen su papel a la perfección y como nunca lo han hecho, pero Erik lleva la batuta, sobre todo en directo, manejando a la audiencia como si fueran marionetas.

 

Además, se palpa en el ambiente de sus conciertos una gran nostalgia al Hard Rock de los ochenta, que ligada a la abundante asistencia femenina respecto a otras épocas de la banda, suman un aliciente más que confirma que H.E.A.T se posicionan  en el número uno dentro de la escena para coger el relevo de sus influencias.

 

Sobre las 20h, sus compatriotas SHERLOCK BROTERS fueron los encargados de amenizar a la audiencia con su propuesta de sonido alternativo influenciada por el grunge. Cayeron temas como su popular Control o My Way de su último LP Monkey Made Nation. El quinteto ofreció una potente actuación, de la cual destacó el gran trabajo de su vocalista André Andersson que se dejó la piel sobre las tablas. Debido a su palpable diferencia de estilo en cuanto  a H.E.A.T,  pasaron sin pena ni gloria por la capital y con un público deseando que finalizara su actuación para cenarse el plato fuerte de la noche.

 

A las 21h y tras la intro de The Heat Is On de Glenn Frey (ya habitual como introducción a sus conciertos desde hace unos años),  aparecían H.E.A.T chutados de una energía infrahumana  y descargando tras la inicial The Point Of No Return, temas como A Shot At RedemptionHeartbreaker o Inferno como si fuera lo último que harían en sus vidas.

 

 

Con un grupo muy compacto, dinámico y efectivo, mostraron a sus fieles unas sobradas tablas sobre el escenario y una bestial evolución musical. Sonaron con la soltura, naturalidad  y perfección dignas de una banda consagrada y demostrando que llevan la música en la sangre en todos los sentidos.

 

Eric Rivers tiene más que asumido su posición como único guitarrista desde que Dave Dalone dejara el grupo el año pasado. No eche para nada de menos una segunda guitarra haciéndola olvidar con su enérgica actitud sobre el escenario y su magia a las seis cuerdas. La base rítmica formada por Jimmy Jay al bajo y Crash como director de orquesta tras los parches, quien demostró una sobresaliente mejoría en su técnica como batería, hace que la banda suene mucho más contundente en vivo que en estudio. Por su parte, Jona Tee regaló clase, elegancia y maestría a la hora de interpretar los temas con su teclado que junto a su perfecta labor a los coros, es sin lugar a dudas un pilar intocable dentro de la banda.

 

De Erik Grönwall poco se puede decir que ya no se sepa, de un nivel inhumano y sin inmutarse en las notas más altas, es todo un frontman del que estoy seguro que a este paso conseguirá ser todo un icono de la talla de Joey Tempest, Jon Bon Jovi o David Coverlade, tiempo al tiempo…

 

Me faltaron temas de la primera época más melódica de la banda de la cual solo tocaron Late Night Lady de su debut homónimo, en la que el vocalista bajo a las primeras filas a cantar y Beg Beg Beg del Freedom Rock, con la que hicieron un sabroso guiño al Highway Star de Deep Purple y con Erik Grönwall chapurreándoles a las féminas de la primera fila “Quitame la ropa…”

 

Como es evidente la banda prefirió centrarse en los temas más actuales prácticamente en la presentación de su nuevo álbum, del cual interpretaron diez de doce temas y de su anterior obra Address The Nation, del cual rescataron cortes como Heartbreaker, Breaking The Silence o su ya consagrado clásico Living On The Run con la que iniciaron los bises.

 

Destacaría It´s All About Tonight con un pequeño fraseo blusero como intro por parte de Eric Rivers, Enemy In Me con solo de batería de Crash y el tema que da título a su última obra Tearing Down The Walls, con la aparición antes de su inicio de un tipo bastante grande con mascara de gas incluida emulando así la portada del álbum, y con una bandera que mostraba el mensaje “Tear Down The Fucking Walls”.

 

Con la emotiva interpretación de la balada All The Nights, simplemente con la presencia de Jona y Erik, y el medio tiempo Downtown que coreo toda la sala al unísono, dieron tregua a los asistentes para que tomaran un poco de aire después de la apoteósica descarga inicial.

 

Laughing At Tomorrow fue el tema elegido para cerrar el concierto con los miembros de la banda ya sin instrumentos y con una cerveza en mano, animaron al público a cantar como hooligans el último estribillo con tan solo Erik Gronwall a la guitarra acústica. Hímnico fin en medio de un ambiente totalmente festivo tras poco más de hora y media de auténtica explosión sonora.

 

Show épico y aplastante de los suecos que demostraron con creces que el Hard Rock vuelve a resurgir por sus fueros con un futuro muy prometedor con bandas como H.E.A.T.

Este género  no esta tan muerto como muchos “incultos-borregos” musicales piensan… The Heat Is On!!!

 

Set list:

- The Point Of No Return

- A Shot At Redemption

- Better Off Alone

- Heartbreaker

- It´s All About Tonight

- Inferno

- Tearing Down The Walls

- Late Night Lady

- Mannequin Show

- Beg Beg Beg

- All The Nights

- Downtown

- Enemy In Me

- Emergency

* BISES

- Breaking The Silence

- Living On The Run

- Laughing At Tomorrow

 

Sergio Prieto

Fotografía: Reuter Music & Photography

 

 


13/12/2014 - 9:02