Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Flickr Síguenos en YouTube

Loles Mateo nos cuenta como fue la novena edición del festival de rock por excelencia actuamelte en nuestro país, el Leyendas del Rock, celebrado en el polideportivo de Villena los días 7, 8 y 9 de agosto.

 

 

 

 

 

 

JUEVES

 

En primer lugar disculparme, sobre todo a las bandas, por no poder haber asistido a la fiesta de presentación celebrada el jueves 7 de agosto, con la presencia de grupos como Mojinos Escozios, In Extremo o Lizzies junto a combos tributo como Motörhits (Motörhead) o Display Of Power (Pantera), que a ciencia cierta se que hicieron de esta presentación un auténtica fiesta.

 

VIERNES

 

El viernes 8 de agosto dio inicio el festival sobre las 15:40h con BURNING KINGDOM, banda del guitarrista Manuel Seoane con Danny Vaughn(Tyketto) al frente como vocalista, que mostraron una digna entrega a pesar del calor que hacia a primera hora de la tarde. Con un sonido bastante decente, presentaron su último CD Simplified con temas como “Watching As It Burns” o “Simplified” sin dejar de lado temas mas antiguos como “Rock On The Radio” o “Big Bang.

 

A eso de las 16:30 h. saltaron a escena los canarios ESCLAVITUD para realizar un set de unos 45 min., que no dudaron en aprovechar al maximo para dar a conocer su exquisito Heavy Metal en su estreno en el Leyendas del Rock. Demostraron su buen hacer sobre el escenario con una sobrada actitud y entrega descargando temazos como “La última estación”,Mi decisión” o “Orgullo y libertad”.

 

Que decir de los portugueses MOONSPELL que no se sepa ya… Con la clase que caracteriza a la banda de Fernando Ribeiro, muy agradecido al público durante todo el concierto, arrancaban con un perfecto y directo “Axis Mundi” para seguir regalando a la audiencia canciones como “Alpha Noir”, “Vampiria”, “Alma Mater”“Opium” o “Wolfheart” con la que cerraron su actuación con su cuidada puesta en escena.

 

Era el turno de la banda del vocalista Manuel Escudero SACRAMENTO, quienes enfocaron su show en el encuentro de su cantante con el guitarrista fundador de los escoceses Nazareth, Manny Charlton, para ofrecer así una actuación especial de temas significativos, sin centrarse demasiado en la presentación del disco de Sacramento A sangre y fuego. Como siempre, la espectacular entrega de Manuel Escudero fue plasmada durante todo el concierto destacando, entre otros temas, la fantástica versión de “Keep On Rockin´ In The Free World” de Neil Young con una participativa audiencia de fondo. Bajo mi punto de vista, dejaron escapar la oportunidad de presentar su álbum ante el enorme escaparate que supone una actuación en el Leyendas del Rock.

 

Si hay algo que siempre ha caracterizado al Festival Leyendas del Rock es su cartel ibérico, pero han sabido adaptarse y se ha traspasado la frontera estos últimos años, consiguiendo captar un mayor número de espectadores. El grupo satánico HELL y sus atuendos carnavalescos me llamaron la atención, además de demostrar grandes tablas sobre el escenario, a pesar de que el sonido dejaba bastante que desear. Una pena que se perdiera parte de la magia por actuar a plena luz del sol, pero a pesar de ese inconveniente la banda cumplio destacando temas como el esperado “Darkhangel”, “The Quest” o “Plague And Fire” con la que culminaron su teatral show.

 

LEPROUS salian a escena sin congregar a muchos asistentes con su experimental y ambiental propuesta. Quizas los noruegos no eran uno de los mayores alicientes dentro del cartel del festival, pero demostraron ser unos músicos de primera dentro de su peculiar estilo a pesar de que salieron al escenario Mark Reale sin ningun tipo de parafernalia y a plena luz del dia. Sonaron cortes como “Chronic”, “The Cloak”, “Bilateral” o la potente y progresiva “Forced Entry” en su innovadora actuación dentro de un cartel mas orientado al Hard Rock y Heavy Metal como el de esta novena edición del Leyendas.

 

Como si de una broma se tratase, los siguientes en actuar eran los siervos de Dios STRYPER. Empiezan las presentaciones a cargo de Rafa Basa y te das cuenta que la banda es una de las pocas que no lleva telón de fondo… la primera en la frente. Pero reservaba muchas expectativas hacia ellos, puesto que nunca me habían decepcionado en directo. Pero esta vez, Stryper no brillaron con luz propia, no se dejaron la piel en el escenario como otras veces, y eso es algo que mina la ilusión de los que estábamos ahí abajo, esperando con ansias los grandes temas con los que nos deleitan en sus trabajos. Michael Sweet demostró el duende que tiene en la voz, a pesar de evitarse todos los gritos tan esperados en algunos temas, pero no se le puede pedir más a alguien que lleva tantos años en la música, y que hoy día nos sigue cautivando con su torrente de voz. Oz Fox es técnicamente el mejor de la banda, un monstruo de las 6 cuerdas, y eso se pudo observar en este festival. Tim Gaines y Robert Sweet fueron los menos notables de la banda. En cuanto al setlist, comenzaron con “Sing along song” para subir el ritmo después con el tema “Loud&Clear” y la grandiosa “The rock that makes me roll”, una delicia escucharla siempre en sus conciertos. Tras esta, “Reach out” y “Calling on you”, coreada por gran parte de la marea, y “Free” seguida de “More than a man”. Seguidamente tocaron un tema cañero del nuevo disco, “Marching into battle”. La duración total fue de 60 minutos, algo “recortado” para ser una de las bandas más solicitadas por el personal asistente al festival. Si a eso le sumamos que dentro de ese tiempo tocaron 3 versiones, y menudas ellas, que no existen canciones en el mundo… “Breaking the Law” de Judas Priest y “Shout it out loud” de KISS, eso sí, perfectamente logradas… Podrían haber tocado solamente “Ain’t talking about love” de Van Halen, y haber recuperado temazos suyos como “The Way”. Un sacrilegio que no la tocaran… Continuando con el setlist, tras tocar las dos primeras versiones arriba citadas, continuaron con “All for one”, seguida del himno “Soldiers under command”, y finalizaron con la esperada “To hell with the devil”, en la que Villena se vino abajo, y con la mencionada versión de Van Halen para rematar la faena. En fin, para mi gusto, Stryper deberían haberse dejado las versiones aparte, haber tocado unos minutos más, y por pedir que no quede, que hubieran sonado a la luz de la luna, y no “a pleno Lorenzo”. Todo esto habría hecho que se perfeccionara la actuación de los californianos.

 

Nos trasladamos al escenario Mark Reale para ver la actuación de los madrileños KHY, con la gran Patricia Tapia al frente. Lo primero que vimos fue la presencia de Fernando Mainer al bajo, el cual regresaba junto a Patricia de tocar la noche anterior en Suiza con Mago de Öz. El sonido comenzó sonando algo embarullado, pero poco a poco se fue mejorando con el paso de los temas. Empezaron muy fuerte, con los temas que llevan tocando en sus últimos conciertos, incluso diría que buscaron la contundencia en la ejecución adrede, Patricia se mostró genial en la tarea vocal como siempre, y para el final tocaron la versión de Anastacia que suelen llevar a sus directos, ”Left Outside Alone”. En general, muy buen concierto y genial Patricia y Fernando, pese a las dos horas que nos contaron habían dormido.

 

Pasamos al escenario contiguo para presenciar el espectáculo de los canadienses ANNIHILATOR. Como viene siendo costumbre, el comienzo de cada concierto suele fallar en lo referente al sonido, pero poco a poco se van paliando esos problemas.  La banda comandada por el incombustible Jeff Waters estuvo a la altura en todo momento. Comienzan pisando fuerte, con el tema “Smear Campaign”, para continuar con la conocida “King Of The Kill” y seguidamente, “No Way Out”, de su disco Feast. Para mi satisfacción personal, se marcaron un “Set The World On Fire”, que no sería la única de ese disco que nos mostrarían en Villena. Llegan a la mitad del concierto con “I Am In Command”, continuando con la gran “Alison Hell”, melodía que todos cantamos al unísono, y siguiendo este tema, “Road To Ruin”. Ya quedaba poco para el final de su actuación, así que estos chicos derrocharon toda su energía en “Brain Dance”, la joya del Nilo “No Zone”, y terminando a lo grande con “Human Insecticide”. A rasgos generales, el setlist resultó ser más bien “comestible” para la gran mayoría del personal del recinto, que se quedó con un buen sabor de boca, inclusive los menos acérrimos de esta banda.

 

La actuación de CENTINELA era muy esperada por sus seguidores ya que la banda anuncio que solo tocarían temas de sus tres primeros álbumes, cumpliendo con su palabra por todo lo alto. La inicial “Rencor” seguida de composiciones como “Mi ley, mi voluntad”, “ Rey del tiempo”, “Desde el infierno” o “La herida” hicieron que la velada prometida por CENTINELA fuera soberbia e impresionante, llegando a congregar a una audiencia bastante alta.

 

Con Alissa White-Gluz como nueva vocalista al frente y con mucha expectación al respecto tras la marcha de Angela Gossow, saltaban al ruedo ARCH ENEMY para ofrecer su primer concierto con esta nueva formación en nuestro país. Ya sin el calor ni el sol como protagonistas, la banda ofreció una violenta descarga con un sonido practicamente perfecto y con una soberbia actuación de su nueva cantante que no paro de pedir participacion al público ni de hacer headbanging durante todo el concierto cumpliendo con creces su papel en ARCH ENEMY.  “War Eternal” “We Will Rise”, “Nemesis” y “Fields Of Desolation” fueron algunos de los temas que tocaron en un más que efectivo set list, siendo una de las actuaciones más destacadas de este primer día del festival.

 

De nuevo en el escenario Mark Reale, aparecian en escena los extremos WORMED con una notable asistencia en la carpa con un y descargando enormes temas como “The Final Resistance”  o “Black Tears”. Sonaron muy bien haciendo disfrutar de su tremenda y dura actuación a los seguidores mas extremos que allí congregaron.

 

Tras un merecido descanso, toca disfrutar del ilustre y relevante señor Lawless y su banda. En este caso, las esperanzas de escuchar un tema diferente a sus anteriores setlist eran nimias, pero la espera de la salida al escenario de W.A.S.P. de, admirando el telón del trigésimo segundo aniversario, se hizo casi tan dulce como la noche de Reyes Magos con 5 años. Entonces apareció Mr. Lawless, con su ya clásica indumentaria, gesticulando palabras que no llego nunca a entender (pero creo que es mejor no hacerlo), por la manera en que las expresa. Comienzan con “On Your Knees”, para poner en marcha a mitad de Villena, y continúan con “The Torture Never Stops” y la versión “The Real Me”. Por si no tenían ya comiendo de la mano a todos los asistentes, se marcan un “L.O.V.E. Machine”. No contentos con eso, nos complacen con la archiconocida “Wild Child”, que hizo las delicias de grandes y pequeños, y dejándonos sin aliento con “Sleeping In The Fire”. W.A.S.P. lo tenían claro, venían a matar, y sabían que con este repertorio darían en el blanco. Para llamar la atención de los menos interesados en la banda, se marcaron el himno “I Wanna Be Somebody”, aunque personalmente habría eliminado los minutos en los que una banda se dedica a “reponerse” utilizando el antiguo juego de dividir a la audiencia en dos bandos, a ver quién canta más alto. Seguimos con los temas, y esta vez sonó, sin los integrantes en el escenario, la introducción “The Titanic Oberture”, donde se esperaba un repaso a uno de sus discos más valorados, “Crimson Idol”, con los temas “The Invisible Boy”, “I am One” y “The Gypsy Meets The Boy”. Quisieron terminar su actuación con la preciosa “The Idol”, y dejar un buen sabor de boca y positividad con “Blind In Texas”. Sin duda, y a pesar de los “arreglos” de voz y del habitual repertorio de temas, W.A.S.P. nunca decepcionan.

 

No sería fácil actuar después de uno de los platos fuertes del festival, pero POSSESSED salieron a matar con su eficiente y directo Death Metal. Liderados por el inagotable Jeff Becerra, los californianos atacaron directos a la yugular con temas como “Pentagram”, “The Eyes Of Horror”, “Evil Warrior” o su clasicazo ”Swing Of The Axe”. Gran actuación de esta banda norteamericana de culto dejando muy buen sabor de boca a los presentes.

 

Acompañado por los ex-Scorpions Francis Bucholz al bajo y Herman Rarebell a la batería, Michael Schenker se limito a tocar versiones, como viene siendo habitual, en su propuesta MICHAEL SCHENKER´S TEMPLE OF ROCK, dejado en un segundo plano sus temas en solitario. Tan solo sonaron cinco temas de firma propia de trece que ejecutaron, una cantidad quizás excesiva para los seguidores de la carrera del guitarrista.

 

“Another Piece Of Meat” , “Rock You Like A Hurricane” o “Lovedrive” de Scorpions junto a “Doctor, Doctor”, “Lights Out” o “Rock Bottom” de UFO, entre más clásicos de ambas bandas, solo se vieron interrumpidos con temas como “Where The Wind Blows” del guitarrista. Como muchos de los allí presentes, pienso que debería de haber aprovechado su actuación con muchos más temas de su carrera para limpiar ese imagen de cover-band que lleva arrastrando mucho tiempo ya.

 

El dinosaurio del rock español SHERPA ofreció un emotivo concierto con varias canciones inmortales de las que conforman su repertorio. Con un sonido muy decente y bromas entre canción y canción, el músico interpreto junto a su banda “Al centro del corazón”, “Guerrero en el desierto”, “Tienes un amigo”, “Campo de concentración” o la emotiva “Concierto para ellos” dedicada a Paco de Lucía. Gran actuación del viejo rockero que consiguió concentrar a varias generaciones rockeras a las que hizo disfrutar como niños pequeños.

 

BEHEMOTH saltaban al escenario Jesús de la Rosa con mucha puntualidad con dos antorchas incluidas antes de iniciar el show con “Blow Your Trumpets Gabriel” . Dejando de lado sus dos primeras obras, la banda ofreció un concierto de infarto como los de antes, con un telón que mostraba un triangulo con una llama ardiendo y un juego de luces inquietante y perfecto junto a un sonido impecable. Descargaron temas como “Conquer All”, “Slaves Shall Serve”, “The Satanist” o ”At The Left Hand Ov God” en una perfecta demostración de Death Metal clásico.

 

Para terminar la jornada del viernes, al menos para nosotros, vimos a ALQUIMIA, y no fuimos los únicos, el recinto del escenario Mark Reale se encontraba lleno hasta la bandera de gente, deseosa de ver tanto los temas del primer disco de Alquimia, como de los grandes éxitos que suponíamos iban a tocar de Avalanch ; tras la introducción comenzaron con el Lobo y el Arca, que también abre su disco de debut, la banda sonaba muy muy bien y la gente interactuaba con ellos a tope. Siguieron tocando canciones de su disco como “Aliento” o “Divina providencia”, pero cuando empezaron “Pelayo”, perteneciente al disco “El llanto de un héroe” de Avalanch, el recinto fue una olla a presión, de lo mejor del festival, mención aparte para Alberto Rionda e Israel, guitarra y líder de la banda y cantante respectivamente, menudos tíos grandes, lo hicieron genial, con “Torquemada” más de lo mismo, y ya para terminar una canción de su disco, “Sacrificio”. Lo dicho, de lo mejor del Leyendas, fue su consagración total como gran grupo y no sólo como el proyecto de Alberto Rionda.

 

Con la madrugada ya presente y frente un gran telón de fondo con su logo, los legendarios PANZER ofrecieron su último concierto de despedida como banda con un sonido muy clásico y bueno en general  para su adiós en esta novena edición del Leyendas del Rock. Sin centrarse en la despedida, la banda se limito a disfrutar durante los 70 min. que estuvieron en escena descargando himnos como “No hay quién nos pare”, “Escapa”, “Arriba (levántate)”, “Dios del Rock”, “Gedeón”, “Perro viejo”, “Toca madera”, etc transmitiendo esa diversión al público mas añejo que no paraba de cantar y bailar. Gran despedida de estos veteranos del rock nacional.

 

Con otro llenazo absoluto de nuevo en el escenario Mark Reale, VITA IMANA salían furiosos a presentarnos su nuevo disco “Oceanidae” abriendo con “Depredador de la luz”. Cayeron temas como “Un Nuevo Sol” ,“Animal”,“Quizás no sea nadie” y “Seis Almas” y con Javier Cardoso al frente de la banda luciendo una bandera republicana que le lanzaron desde el público. Concierto que paso muy rápido por su gran intensidad dejando al público con la miel en los labios y con ganas de mucho más.

 

Los encargados de cerrar el escenario Mark Reale a última hora del viernes fueron WILD presentando su reciente disco  “En tierra hostil”. Con la baja de última hora de su vocalista Javier Endara, fue Adrián de LEATHER HEART el encargado del micro para esta actuación dando otro toque a los temas . Sonando muy heavys pero a la vez melódicos, ejecutaron un buen show con buen sonido y interpretando nuevas composiciones como “Furia en el cielo” intercalados con sus clásicos “Salvaje” y “Hijos del rock” entre otros. Gran concierto de esta joven banda que espero que fuera una catapulta para llegar a mucha más gente.

 

Repitiendo un año más, los gaditanos SAUROM cerraban la jornada del viernes congregando a una notable audiencia en el escenario Jesús de la Rosa a pesar de ser las 3:30 de la madrugada, y como no, despidiendo la primera jornada del festival a lo grande con su festivo espectáculo. No faltaron malabaristas, bufones, tragafuegos, zancos, etc como viene siendo habitual en sus espectáculos, además de mucho fuego y pirotecnia haciendo mas especial si cabe su show cirquense. Tan divertidos como siempre con su toque Heavy/Folk tocaron temas como “La posada del poney pisador”, “La noche de Halloween” o “El saltimbanqui” en un inicio que no pudo ser más festivo. También cayeron “Cambia el mundo”, con un sincero mensaje por parte de Migue para un tema que han convertido en un clásico dentro de su repertorio, junto a “La musa y el espíritu” y “Fiesta” con la que finalizaron un conciertazo tremendo lleno de vitalidad y buen rollo.

 

SÁBADO

 

Estrenando la calurosa jornada del sábado y con el cantante Ron Finn como director de orquesta, EASY RIDER se presentaban en el Leyendas del Rock tras casi una década retirados. Comenzaron la actuación con “Visions” con un regular sonido que fue mejorando con el paso de los temas sin llegar a ser bueno del todo durante todo el concierto. Pese a este inconveniente, la banda para nada parecía disgustada y cualquiera diría que llevaban tanto tiempo sin tocar juntos, sonaron bastante compactos en temas como “Changes”, “Animal” Chasing Demons”, “Lord Of The Storm”, la nueva “Defiance” y su conocida “Stranger” que fue la elegida por la banda para concluir el concierto. Buen regreso de EASY RIDER  con un grandísimo Ron Finn que es evidente que es el miembro que lleva a la banda a cuestas en directo, les deseo toda la suerte del mundo en su nueva etapa.

 

Los riojanos INFAMIA abrían el escenario Mark Reale en esta última velada con un Heavy Metal impecable. Con tres discos ya en el mercado, demostraron tener unas sobradas tablas como si de un grupo consagrado se tratase y una puesta en escena fabulosa debida en parte a la gran imagen de sus integrantes. Con una entrada media de asistentes, salieron como torbellinos dejándose la piel y aprovechando la oportunidad de tocar en un festival como el Leyendas. Cayeron temas como “Jugar a ser Dios”, “Fiel a tus sentimientos”, “Sueño o realidad” e incluso una endurecida versión del “Sobreviviré” de Mónica Naranjo con su vocalista Fredy clavando el tema y demostrando un nivel y seguridad aplastante pese a ser tan jóvenes. Una banda muy a tener en cuenta ya que no creo que tarden mucho en llegar a la primera división del rock nacional.

 

Nadie mejor para animar a la multitud que Óscar Sancho y sus actuales LUJURIA con Manuel Seoane a la guitarra, Chepas al bajo y el contundente Maikel a la batería que sonaron como un tiro. Comenzaron con “Mozart y Salieri” poniendo el recinto patas arriba y aumentando los espectadores de manera considerable tema tras tema. Uno de los momentos cumbre de su actuación fue durante el tema “Vamos muy bien” con la participación de Luis, bajista y miembro fundador de Obús, que a pesar de estar ya retirado por la enfermedad que sufre, se dio el lujo de pasar un buen rato con sus colegas Lujuria llevándose una merecida ovación. “Joda a quien joda”, “Corazón de Heavy Metal” con la colaboración del vocalista Óscar Endara de Wild y “Estrella del porno” con Oscar Sancho pateando la primera fila fueron algunos de los temas que regalaron a sus seguidores. Para el final se guardaron el tema que compusieron el año pasado en homenaje al Leyendas del Rock. Imprescindibles en festival edición tras edición.

 

Eran las 17:30 h. de la tarde y todavía quedaba una manada de buenas bandas por actuar, era el turno de la banda catalana RAVENBLOOD con su característica fusión de Heavy Metal épico/Folk/ Death Metal por llamar a su sonido de alguna manera. Tirando de teclados “pinchados” la banda ofreció un concierto brutal ante la pasividad de los asistentes, tocando temas como “Hanging Over The River”, una lograda versión del “Engel” de Rammstein con la colaboración de Martí de Döria y terminando con un medley instrumental con las famosas melodias de Piratas del Caribe y Juego de Tronos. No dejo de ser un buen concierto pero quizás su peculiar estilo no encajaba con la mayoría de bandas que conformaban el cartel de esta novena edición.

 

ELUVEITIE repetían en el Leyendas tras su paso por la edición del 2012, pero esta vez con su nuevo disco “Origins” bajo el brazo. La actuación de la banda suiza fue bastante seguida ofreciendo al respetable su sonido Death Metal melódico fusionado con el folk aportando así los instrumentos de este estilo: flauta, violín, gaita, etc.

 

Tras la introducción incluida en “Origins”,iniciaron con “The Nameless” de su último disco seguida de “Nil” haciendo con esta apertura un crudo comienzo. También interpretaron títulos como “Helvetios”, “Everything Remains(As It Never Was) o la celebradísima “Inis Mona”. Metiéndose en su faceta mas folk tocaron “Thousandfold”, “Kingdom Come Undone” o “Neverland” convirtiendo su show prácticamente en una fiesta. Dejando de lado flautas y demas instrumentos, volvían a dar cañas con temas como “The Siege” y el petardazo final con “Havoc”. Buenísima actuación de los suizos que van escalando posiciones en el mundo del metal con cada nuevo trabajo.

 

Con muy poca gente esperándoles en las primeras filas, VISIONS OF ATLANTIS abrían su repertorio con “Trinity” presentando a sus dos nuevas voces, Clémentine Delauney y Siegfried Samer, mientras que poco a poco iba llegando más público a curiosear la actuación de la banda austriaca. Sonaron buenos temas como “Seven Seas”, “Lost”, “New Dawn” o la emotiva “Winternight”, dedicada a la primera vocalista del grupo Nicole Bogner, fallecida hace dos años. Músicos totalmente estáticos en una actuación lineal para salir del paso totalmente, y en contra de la banda… sin llegar a conectar para nada con el público.

 

 

Al día siguiente llegamos justitos para ver a los magníficos H.E.A.T. Comenzaron dando caña con el tema “Point of no return”, una de las pistas de su último trabajo. El público estaba ya entregado, y comenzaron a tocar “A shot of redemption”, continuando con “Better off alone” y “It’s all about tonight”. Llegó el momento de relajarse con el tema instrumental “The Wreckoning”, para conquistar a las almas más melosas con “Tearing down the walls”. Continuaron con “Mannequin Show” y la mítica “Late night lady”, del anterior vocalista Kenny Leckremo, que no cae en el olvido. La banda al completo se entregó en cuerpo y alma al público español, el ganador del Swedish Idol 2009 Erik Grönwall demostró una gran dedicación a los asistentes, bajando más de una vez al foso de primera fila, y pasando de un escenario a otro. Continuando con el repertorio de los temas, H.E.A.T. mostraron su garra con “Beg, beg, beg”, y volvimos a sacar la vena más melódica con “Downtown”. Para ir bajando el telón, sonaron “Emergency”, “Breaking the Silence” y como fin de fiesta, la esperadísima “Living on the run”, que ejecutaron con gracia y energía como viene siendo costumbre en ellos. Con su espléndido show, estos suecos nos demostraron que tienen una amplia carrera en el mundo de la música, y que les quedan muchos escenarios que quemar. A mi juicio, el mejor directo de esta edición, sin duda. Actitud a raudales.

 

Llego el momento de ARS AMANDI en el escenario Mark Reale, que no dudaron en salir con una buenísima puesta en escena y fantástica imagen. Orientados en un sonido mas hardroquero que en sus inicios y con el gran Manolo Arias a la guitarra, la banda combino temas clásicos de su discografía con cortes mas nuevos entre los que cayeron “La suerte está echada”, “El rincón de los deseos”, “Escuchando el corazón” o “Abre la puerta” en homenaje a Triana hicieron un entretenido show en el que congregaron a una más que notable audiencia.

 

HEAVEN SHALL BURN aterrizaban en el Leyendas para presentar su séptimo disco de estudio titulado “Veto”. Aunque no tuvieron un gran sonido, las guitarras sobre todo sonaron fatal durante todo el concierto, el combo de metalcore se sacaron de la manga un concierto directo y impecable. “Endzeit”, “Voice Of The Voiceless”, “Godiva” o “Land Of The Upright Ones” fueron algunas canciones de las que ejecutaron en una actuación que para muchos se paso volando.

 

Con una energía que quitaba hipo aparecieron  BATTLE BEAST en el escenario Mark Reale con la impresionante Noora Louhimo al frente. Los fineses salieron a partir el escenario en dos con su Heavy Metal clásico y tocando temas de sus dos obras que tienen en el mercado.“Justice And Metal”, “Enter The Metal World” o “Let It Roar” sonaron como una apisonadora pese al sonido regulero que tuvieron. Conciertazo en toda regla.

 

Con la noche a punto de caer y en un horario inmejorable salían HAMMERFALL al ruedo, con la expectación generada por su nuevo álbum “(r)Evolution” apunto de salir al mercado y en el que según la propia banda, era una vuelta al sonido power metalero de sus raíces discográficas. Con un repertorio inspirado en sus viejos discos, atacaron al personal con “ Any Means Necessary”, “The Dragon Lies Bleeding”, “Black Bound” o “Renegade”. Un pequeño descanso de un par de minutos condujo a la balada “Glory To The Brave”, el nuevo tema “Bushido” hasta llegar al final del concierto con su himno por excelencia “Hearts On Fire” con el que dieron por concluido su paso por el Leyendas con un logrado y a la vez serio espectáculo.

 

Antes del plato principal del festival llego el turno de los griegos ROTTING CHRIST que sonaron con un volumen altísimo y registrando una de las actuaciones más demoledoras del día. Su atractivo y personal sonido, fusión de todos los estilos practicados en su discografía como el Black Metal en sus inicios, Gothic o Death hizo gozar a los seguidores más extremos de este estilo. Comenzaron con un nuevo tema titulado “666”, pasando por títulos como “Athanati Este” “In Yumen-Xibalba” llegando hasta “Noctis Era” para terminar su descarga. Un gran concierto de metal extremo que no pudo ser mejor aperitivo antes del cabeza de cartel de esta última jornada.

 

Con un gigantesco telón iluminado de la portada de su último disco “Outlaw Gantlemen & Shady Ladies” arrancaban los cabezas de cartel VOLBEAT con una grandilocuente puesta en escena. Con un público entregadísimo a la causa, los daneses se movían por el escenario como pez en el agua, teniendo la situación totalmente controlada y convirtiendo su concierto en una autentica fiesta en todos los sentidos. Quizás se la jugaron un poco con el set que eligieron, empezaron con “Doc Holliday”, centrándose en un set list basado en sus tres últimos trabajos pero tratándose de una banda como VOLBEAT salieron más que airosos del escenario. “Lola Montez”, “Sad Man’s Tongue” y su habitual medley “Heaven Nor Hell/A Warrior´s Call/I Only Wanna Be With You” hicieron disfrutar a toda la muchedumbre allí concentrada. Uno de los momentos mas divertidos llego tras un pequeño extracto del “We Will Rock You” de Queen con el que el escenario se lleno de niños mientras la banda se despedía tocando los bises, entre los que eligieron “Guitar Gangsters & Cadillac Blood” y “The Mirror And The Ripper” para finalizar a lo grande. Con un sonido perfecto y grandilocuente juego de luces, VOLBEAT hicieron sin duda alguna el mejor concierto del festival.

 

Casi al mismo tiempo que Volbeat pero en otro escenario, comenzaban los madrileños BEETHOVEN R que con su potente Hard Rock consiguieron congregar a bastantes aficionados de este genero. La banda nunca falla en directo, ofreciendo siempre potentes y divertidas descargas de este estilo ochentero sonando como un autentico trallazo. Con “Jaja” de su álbum debut comenzaron dando paso a pelotazos como “Quien irá a por ti soy yo”, “Quiero” y “Da igual”, o la nueva “La tentación no vive arriba” sonando al sonido de siempre de la banda. También descargaron “Que no, que no” y cerraron, como no podría ser de otra manera, con su himno “El guardián de tu piel”.

 

Con la patata caliente en sus manos tras el soberbio concierto de Volbeat, WARCRY aterrizaban de nuevo en el Leyendas del Rock, festival que a estas alturas se lo toman como estar en casa. Con un escenario ambientado con mucha clase, los asturianos disparaban la primera bala de su cartucho con la coreada “La maldición del templario” cargada de pirotecnia y fuego caldeando aun más el ambiente. Las nuevas composiciones como “Venganza” o “Quiero oírte” sonaron de lujo, seguidas de “Nuevo mundo”, “Alma de conquistador” o “La vieja guardia” con más y más fuego en primera línea dando una gran ambientación ante el furor de una enloquecida audiencia. El concierto seguía avanzando y la banda aprovecho al máximo el escaso tiempo del que dispusieron, hasta llegar a himnos que no podían faltar como “Tu mismo”,“Capitán Lawrence” y el broche final con “Hoy gano yo” entre fuego y confeti. Gran espectáculo visual el propuesto por la banda asturiana y ante todo y musicalmente hablando, enormes e imprescindibles una vez más en el Leyendas del Rock.

 

De nuevo con voz femenina al pie del cañon, era momento de presenciar la actuación de DELAIN y su metal sinfónico. Bastante mas efectivos y vivos en directo que Visions Of Atlantis, su vocalista supo motivar con mucha actitud a una audiencia un tanto cansada ya a esas horas y que aguantaba la recta final del festival. “Get The Devil Out Of Me”, “The Gathering”, “Electricity” o “We are The Oth” fueron muy bien aceptadas por un público que quedo más que satisfecho de la descarga de los holandeses.

 

UNISONIC serian la última banda internacional en salir al escenario Jesús de la Rosa con una leyenda del Heavy Metal a la voz como Michael Kiske y el mítico Kai Hansen a la guitarra. Los germanos regresaban a nuestro país con su segundo disco “Light Of Dawn” recién sacado del horno. Con la intro “Venite 2.0” incluida en su nuevo álbum, comenzaban de la mejor manera posible con “Unisonic”. Con Kiske y Hansen acaparando todo el protagonismo en la mayor parte del show, sonaban temas como “Never Too Late”, la nueva con sonido muy Helloween “For The Kingdom”, “Star Rider” o la Hard Rockera “Sanctuary” consiguiendo una increíble conexión con sus seguidores.

 

En la recta final tenían una sorpresa bien preparada, ni más ni menos que  “March Of Time” de Helloween con un fantástico Michael Kiske por el que no pasan los años en su voz, y ya para terminar se decantaron por “We Rise” y el clasicazo por excelencia también de la banda de las calabazas “I Want Out”, bajo una grandilocuente y tremenda ovación.

 

Con LEIZE los conciertazos están siempre asegurados, es una banda que en directo nunca falla y en esta ocasión no iba a ser menos claro… Pese a enfrentarse a la actuación de Unisonic, con sus clásicas canciones de la historia del rock de nuestro país, consiguieron agrupar a unos cuantos incondicionales para disfrutar de un concierto con mucha clase, humildad y sobre todo con mucho rock n roll. Comenzaron su concierto sobre las 1 de la madrugada con  “Sin sitio”, “Futuro para mi”, “Noche de ronda” y los clásicos “A tu lado” y “Buscando…mirando” entre otros temazos que hicieron de la actuación de Leize uno de los conciertos mas entrañables y divertidos del festival.

 

BANZAI abrieron con mucha energía con el triplete “Crimen sin castigo”, “Traición” y “No pierdas el tren” para dar paso a uno de sus clasicazos como lo es “Coche rápido en la noche”. Sin perder su genuino sonido, daba la sensación de que faltaba “algo” a la banda tras su reunión hace unos años. Aun así fue un concierto más que correcto llegando al final con temas como “Voy a tu ciudad” y una fabulosa versión del himno Miguel Ríos “Banzai”.


Con CRISIX llego el momento de endurecer un poco el sonido con su potente e intenso Thrash Metal. Con un poco de retraso salieron a escena con “In Your Fuckin Face” y “Rise… Then Rest” enfureciendo a las primeras filas. Avanzado ya el concierto y tras un inexplicable pausa de descanso, atacaron con “Ultra Thrash” para poner el broche final a una breve actuación.

 

Ya bien entrados en la madrugada, ASFALTIKA tenían un difícil concierto que ofrecer debido al cansancio acumulado generalmente en el público y con un segundo inconveniente de tener a un consagrado Leo Jimenéz en el escenario principal. Esto no supuso muchas pegas para que la banda ofreciera un buen concierto con una exquisita entrega, destacando temas como “El día después” o un grandioso final con “Encerrado”.

 

Mención especial para LEO JIMÉNEZ, quien devoró al personal a pesar de ser los últimos en desfilar por el escenario principal de esta edición a altas horas de la madrugada. Leo con su propuesta “Heavy Metal Orchestra” enfocada en un show de versiones clásicas del metal como “Fear Of The Dark” de Iron Maiden o“Painkiller” de Judas Priest, asi como un repaso de temas de su amplia carrera con composiciones de Saratoga, Stravaganzza y Leo/37, hizo un conciertazo con su impecable banda para los valientes que esperaron para verle . Un regalo para los oídos a los que pudimos disfrutar de Leo como inmejorable cierre de la novena edición del Leyendas del Rock.

 

Loles Mateo


08/09/2014 - 12:25